militantes del peronismo revolucionario uno por uno

ROBERTO, Luis María.

Nacido y crecido en San Antonio de Areco, provincia de Buenos Aires. El “Colo” era hijo único. Distinguido en el colegio, fue abanderado en el primario y en el secundario también. Deportista consumado, varios trofeos y medallas hablan de su destreza y aptitud para los mismos. Apasionado por el teatro. Su interés por lo social entremezclado con su formación de raíz católica, lo llevaron al terreno político. En 1968 participó en los campamentos universitarios de trabajo organizados por curas tercermundistas y se vinculó luego a la CGT de los Argentinos. Fue miembro de Descamisados. Tenía 34 años al momento de su muerte, el 23 de abril de 1976. Era licenciado en Economía y militaba en Montoneros. Había sido funcionario de la Universidad (Edificio de Azcuénaga 280. Capital) y de la Municipalidad de Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires, durante el gobierno peronista de 1973; en este último cargo fue secretario privado del intendente Turner (ver su registro). Tenía dos hijos, (Santiago y Valeria), uno de tres años y otro de tres meses. El 23 de abril de 1976 fue detenido en un control de rutas, junto a Norberto Julio Morresi (ver su registro), cuando tripulaban una camioneta marca “Chevrolet” en la que transportaban ejemplares de la revista “Evita Montonera” para su distribución entre la militancia. Los fusilaron. Ambos cadáveres fueron enterrados como N.N. en el cementerio de Villegas (La Matanza). El 8 de julio de 1998 la familia recuperó los restos de Luis María Roberto, a quien todos recuerdan como una persona sumamente tranquila que nunca se alteraba ante nada. Un obituario de “Página 12” en 2015 a su memoria, reza así: “Querido Colo: a 39 años de tu secuestro y asesinato, tus hijos, nietos, familiares y amigos, te recordamos y levantamos las banderas de Libertad, Justicia y Memoria para los 30.000 desaparecidos. Por una patria como la soñaste, ahora y siempre”.