militantes del peronismo revolucionario uno por uno

PALACIOS José Serapio.

“Pepe”. Apasionado, creativo, alegre. Obrero metalúrgico. Aprende su oficio en la escuela de los salesianos de Córdoba y entra a trabajar en la fábrica de aviones. Su innato liderazgo y sus convicciones lo convierten en delegado de fábrica. Lo echan con el tiempo. Marcado por su combatividad sindical le cuesta conseguir trabajo estable. Militante de base y fundador de la Acción Sindical Argentina (ASA) y del Comité Intersindical Cristiano. Padre de tres niños. Secuestrado-desaparecido a la edad de 52 años, el 11 de diciembre de 1975. Fue presidente de la Juventud Obrera Católica (JOC) en El Palomar, provincia de Buenos Aires e integrante del Secretariado Latinoamericano del Movimiento Obrero de Acción Católica (MOAC).