militantes del peronismo revolucionario uno por uno

MARTÍNEZ LÓPEZ, Mirtha Noemí.

“Marta”. Hermana del anterior. Militante peronista y montonera. Secuestrada-desaparecida junto a su marido José Martínez, el 13 de diciembre de 1977, en su casa de Longchamps, partido de Almirante Brown, suroeste del Gran Buenos Aires. “Mi papá estaba arreglando una radio y mi mamá cortando morrones (...) Los secuestradores decían que si no salíamos quemaban toda la casa (...) se llevaron vendados a mis padres en un Ford Falcon (...) En ese mismo operativo asesinaron a un matrimonio que vivía con mis padres; Raúl ‘El Vasco’ Mortola y Estela Oesterheld” (ver sus registros) rememoró en el Juicio por la Verdad, ocurrido en La Plata, el 14-9-2005, Gabriela Beatríz Martínez. Para más detalles ver registro de José “Pepe” Martínez. Mirtha Noemí fue vista en el CCD “El Vesubio” antes de su asesinato. La misma hija rememora con amor y nostalgia: “Mamá nació en San Nicolás el 2 de agosto de 1949 y contaba con 8 hermanos. Su madre Adela era ama de casa y su padre José, cosechador de algodón (peón golondrina). En su niñez Marta y su familia vivían en condiciones muy humildes en su ciudad natal hasta que su padre tardó más de un mes en regresar a la casa -en la época fuerte de cosecha- por la explotación de los terratenientes. Entonces Adela se vio obligada a buscar sustento en su familia y repartir a sus hijos entre sus hermanas para poder sobrevivir, mudándose a la Isla Maciel; allí pasó su infancia y adolescencia ‘Marta’, siempre con su buen humor, sonriente y graciosa. Con tan sólo 15 años le dijo sí a ‘Pepe’ y se pusieron de novios luego de un largo cortejo de éste último (…) Una tarde surgió una gran tormenta con inundación y ‘Pepe’ la llevó en andas por el camino de tierra hasta la casa de su tía Matilde, donde al verlos así, empapados, la tía, lo hizo pasar. Y desde ese día fueron novios. Se casaron el 19 de abril del ’69 con otra tormenta e inundación. Durante años y hasta el final de sus días siempre se mantuvieron juntos, unidos por el amor y la militancia. Fruto de ese amor es la sietemesina que escribe estas líneas, nacida el 18 de enero de 1973 a las nueve y media de la noche”.