militantes del peronismo revolucionario uno por uno

HATTEMER, Reinaldo Alberto.

“Alemán”. Natural de Rafaela, provincia de Santa Fe, donde nació un 18 de mayo de 1953. Un año antes de terminar la secundaria en la escuela de Comercio de Rafaela, es decir en 1975, Silvia Suppo (ver su registro) conoce a Hattemer, un reconocido militante sindicalista de quien se enamora. Ella cuando termina el secundario, decide casarse con Reinaldo e irse a vivir a la capital de Santa Fe. Reinaldo tenía allí trabajo (Establecimiento Metalúrgico “Stegas”) y gran parte de su militancia; ella iba a estudiar enfermería. Ambos militaban en la Juventud Peronista y él además se había sumado a Montoneros. No pudieron unir sus vidas en matrimonio ya que Hattemer fue secuestrado en pleno casamiento de su hermano Oscar, en el atrio de la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús (Barrio 9 de Julio, Rafaela), el 25 de enero de 1977 a la edad de 23 años. Fueron ocho hombres de civil que se identificaron como miembros del ejército y la policía y encañonaron a todos con sus armas, para poder perpetrar el secuestro. Italo Falchini –jefe de policía de esa ciudad en la época- fue denunciado como responsable de la patota que se lo llevó. Un amigo de la juventud recuerda que Hattemer y su hermano “vivian en una época al lado del frigorífico y después fueron a vivir a la calle Suipacha que es donde yo los conozco. Los conocí porque soy músico y ellos también lo eran. Tenían un grupo ‘los criminales del ritmo’ les decíamos nosotros porque ‘ejecutaban’ la música. Ellos tocaban rock: pelo largo, terribles vagos, eran la referencia de todo el barrio (…) la mayoría de los compañeros nos reuníamos en su casa e íbamos a los bailes juntos (…) no veíamos la hora de terminar el horario de clases para ir a lo de los Hattemer, que eran la referencia de todo el grupo,  eran muy divertidos y creativos pero al mismo tiempo, muy comprometidos, permanentemente leían, estudiaban o laburaban, siempre”.