militantes del peronismo revolucionario uno por uno

CULLEN, Lucía María.

“Marcela”. Nacida en el seno de una familia tradicional de Buenos Aires con raigambre histórica en 1946, se educó con las monjas alemanas del colegio “Paulina de *Mallinkrodt”. Su padre era escribano y su madre ama de casa; ambos eran antiperonistas. Lucía es la quinta de siete hijos. Hizo dos años de Veterinaria y un curso de enfermería; para luego estudiar Servicio Social en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. En un principio, fue militante en las Fuerzas Armadas Peronistas (FAP). Compañera sentimental de José Luis Nell (ver su registro); pierde un hijo de él, en el octavo mes de embarazo. Hermana de mi amigo Rafael Cullen. Asistente social de la Villa Comunicaciones de Retiro, donde frecuenta al Padre Mugica, desde sus 17 años. También se acerca a los grupos de “Cristianismo y Revolución”, teniendo una activa participación en la difusión de la revista. Milita en Montoneros (1972) y luego en el sector de la Lealtad (1974), haciendo trabajo barrial (ya desde antes de la ruptura) en la zona de Lanús (provincia de Buenos Aires). Una compañera de militancia la recuerda así: “Lucía tenía esa cosa de tener un aspecto angelical, irlandesa, de pequitas, nariz respingada, muy bonita y abría la boca y no podías creer que ese personaje que parecía tan dulce y tan suave, podía decir las cosas que decía, porque era terrible cuando discutía o cuando se enojaba…”.  Secuestrada-desaparecida en su departamento de Capital Federal (Concepción Arenal 2687 – 4° piso), el 22 de junio de 1976 por una patota militar-policial. Sus secuestradores estaban comandados por el Oficial Principal de la Policía Federal, Juan Carlos “Kung Fu” Falcón. Tenía 30 años al momento de su desaparición. La vida de Lucía, ejemplo de lucha y compromiso, dio lugar a la aparición de dos libros: “La Cullen, una historia de militancia” y “Militancia y compromiso en Trabajo Social. La vida de Lucía Cullen”. Asímísmo, la película de Luis Barone “Los Malditos caminos” habla sobre las vidas de Lucía Cullen, José Luis Nell y el Padre Carlos Mugica.