militantes del peronismo revolucionario uno por uno

CARLOTTO, Laura Estela

 

“Rita”. Nació el 21 de febrero de 1955 en la ciudad de La Plata. Le gustaba pintar; cuando fue más adolescente se creaba sus vestidos... “A los 13 años se puso de novia con un chico de 18 años, lo cual nos trajo un disgusto enorme, porque él nos parecía un hombre y ella una criatura” recuerda su madre, Estela Barnes de Carlotto, (Titular de Abuelas de Plaza de Mayo). Y sigue rememorando: “Ahí ya demostró su carácter. Me dijo: Mirá mamá, te puedo mentir y decir que no lo voy a ver más, pero sería muy feo. Yo te digo la verdad: lo voy a seguir viendo porque lo quiero. La opción la tenés vos. Ahí demostró la fuerza de su carácter. Estuvo cinco años de novio con ese chico, un chico magnífico. Pero vivió apurada, Laura vivió apurada la vida”. Secuestrada-desaparecida, embarazada a la edad de 21 años, el 26 de noviembre de 1977, junto a su compañero de militancia del que sólo se su apodo: “Chiquito” y que fue torturado y asesinado en su presencia. Ella fue estudiante en la Universidad de La Plata. Cursaba el profesorado de Historia. Militante de Juventud Universitaria Peronista (JUP) y Montoneros. Asesinada por la dictadura militar el 25 de agosto de 1978. Previamente dio a luz a su hijo Guido, al que se lo robaron cinco horas después del parto y aún hoy sigue apropiado por manos extrañas (ver más adelante). Su cuñado Jorge “Chiqui” Falcone le dedicó un poema que en una de sus partes dice: “Laura fue como una de esas mariposas que pasan por su único día de vida bajo una tormenta fuerte (...) Váis a llorar el día del triunfo sobre vuestras putrefactas biblias deseando con el alma que exista la resurrección...pues sólo seréis perdonados si ella en carne y hueso vuelve”. Premonitoria, Laura Estela Carlotto, en su cautiverio, dijo: “Mi mamá no les va a perdonar a los milicos lo que me están haciendo. Y los va a perseguir mientras tenga vida”. Cabe acotar que en la ciudad de Villa Mercedes, San Luis por ordenanza Nº 1362-o, del 20 de agosto de 2002, hay una calle con su nombre. Novedades… ¡Hermosa noticia! Que me reconcilia con la vida y la esperanza. El hijo de la compañera Laura Estela Carlotto, el nieto de nuestra querida e imprescindible Estela Barnes de Carlotto, apareció el 5 de agosto de 2014, cuando decidió hacerse los estudios de ADN a partir de dudas que tenía sobre su identidad. Hasta ese momento se llamaba Ignacio Hurban y tenía 36 años. Ahora será Ignacio Guido Montoya Carlotto, ya que también se supo, su padre –también secuestrado y desaparecido- era Walmir Oscar Montoya (ver su registro), militante de Juventud Peronista y Montoneros como su madre. Los indicios que la Justicia profundizará para ver si se está en lo cierto, es que Ignacio Guido fue entregado a sus padres adoptivos por intermedio de un empresario y estanciero fallecido hace poco, Carlos “Pancho” Aguilar, que fue presidente de la Sociedad Rural de Olavarría e integrante del partido político PRO de Mauricio Macri y que además, durante la última dictadura tenía acceso directo a la cúpula militar genocida entronizada en la provincia de Buenos Aires.