militantes del peronismo revolucionario uno por uno

BECKERMAN, Eduardo Horacio

Estudiante del Colegio Nacional Buenos Aires (promoción 73) a cargo de organizar la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) de la Zona Sur de Capital y Gran Buenos Aires. Todos lo conocían como “El Roña”. Cuenta Adriana Robles en su libro “Perejiles, los otros Montoneros”: “El Roña era un tipo que deslumbraba por su inteligencia y capacidad política. Tenía apenas un par de años más que nosotros pero realmente se destacaba. No era muy alto, si bastante desaliñado y ‘papelero’ al estilo ‘Minguito’ y muy simpático y jodón. Era además, una ‘maquina de militar’. Como recorría toda la Zona Sur del Gran Buenos Aires y por una anécdota que ya no recuerdo pero en la que algo tenía que ver un largo sobretodo que usaba, en Avellaneda le decíamos también ‘El conde de Ezpeleta’”. Tenía tan solo 19 años cuando lo levantaron de un bar, donde estaba con otros dos compañeros organizando los actos del 22 de agosto. Los metieron en una citroneta, los llevaron a un descampado y los acribillaron a balazos. Eran tres: El Roña, Pablo van Lierde y otro compañero más de apellido Baglietto que sobrevivió en ese momento. Fue la Triple A, el 22 de agosto de 1974. A Beckerman lo velaron en el claustro central del Colegio y sus compañeros pegaron en el colegio y por el barrio una oblea autoadhesiva que decía: “Por el Roña, un minuto de silencio y 365 días de lucha”.