militantes del peronismo revolucionario uno por uno

BETTANIN, Leonardo

 

Nació el 31 de agosto de 1945 en el barrio de Parque Patricios de esta capital. El primario y secundario lo cursó en el Colegio San Andrés de Olivos. En la facultad, luego de un breve paso por Arquitectura, recaló en Derecho y se recibió de abogado. Militó en las filas universitarias y juveniles del peronismo revolucionario. Fue Montonero. En 1973 es postulado como diputado nacional del Frente Justicialista de Liberación (FREJULI) y asume su cargo conjuntamente con los compañeros Zavala Rodríguez y Ortega Peña, luego de la renuncia de ocho jóvenes legisladores peronistas en marzo de 1974, disconformes con las reformas represivas sumadas al Código Penal. Al jurar como diputado lo hizo “Por la memoria de la compañera Evita y por todos los caídos en la lucha por la liberación nacional”. En septiembre del mismo año renuncia a su banca y fortifica su militancia política. Se va con su familia a vivir a Rosario. El 2 de enero de 1977 es allanada su casa (sita en el Barrio Gráfico/Calle 2 Nº 626. Rosario) cuando se encontraba recibiendo el año nuevo con familiares y amigos. “Al arribar el grupo represivo, compuesto por unas 20 personas, la mayoría de los que se encontraban en el domicilio estaban durmiendo la siesta. Algunos de los miembros de las fuerzas represivas que atacaron la casa, entraron trepando por los techos de las viviendas vecinas”. El operativo estuvo a cargo del siniestro comisario Feced. Bettanin es fusilado en el lugar junto a sus amigos y compañeros de lucha Julio Maggio y Clotilde Rosa Tosi (ver sus registros). Los otros familiares reunidos (Juana, su madre y María Inés Luchetti su esposa) fueron conducidos a un centro clandestino de detención donde sufrieron torturas y vejaciones. María Inés, inclusive, debió parir a una de sus hijas, desnutrida, esposada a una cama y con la puerta de la sala abierta en tanto personal policial le apuntaba con armas largas. (Sobre el asalto a esa casa también buscar los registros de su hermana Cristina Bettanin y su esposo Jaime José Colmenares Berrios). En un nuevo aniversario de su nacimiento, el 31-8-2005, su ex mujer, sus hijas y sus nietos, dejaron escrito: “Leonardo. Amado compañero, adorado papá, mágico abuelo habitante de una estrella: nunca pudieron arrancarte de nosotros, porque nos seguís acompañando en cada uno de nuestros caminos. Celebraremos tu nacimiento en la alegría que nos enseñaste y en el recuerdo de la dignidad de tu vida y de tu muerte”. Cabe acotar que en la ciudad de Villa Mercedes, San Luis, por ordenanza Nº 1362-o, del 20 de agosto de 2002, hay una calle con su nombre.