militantes del peronismo revolucionario uno por uno

ANZORENA, Juan Carlos

 

Nacido el 29 de enero de 1951 en Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires. Su padre era un pediatra convencido de que se debía promocionar la salud y garantizar las condiciones de vida y dejar de lado cualquier ganancia o enriquecimiento personal. Juan Carlos, desde 1968 actúa en la Comunidad de Villas con la Acción Católica Argentina (ACA), en Lanús, provincia de Buenos Aires. Ya para 1970 es activista de Acción Sindical Argentina y del Bloque Peronista Zona Sur de apoyo a la CGT de los Argentinos. Trabajaba como obrero en “Nestlé”. Cursaba 2° año de Sociología en la Universidad del Salvador. Militante de las Fuerzas Armadas Peronistas (FAP) y el Peronismo de Base (PB), muy ligado al “Negro” Raimundo Villaflor. Conocido en la militancia como “Pepe” y “Pepe Galimba”. En 1974-75 es responsable de la agrupación del PB en el Frente Sindical de Bancarios. Para 1976 pasa a formar parte del grupo denominado “Obreros Peronistas”. Secuestrado-desaparecido el 12 de agosto de 1979 en el bar “Galicia” de la localidad de Avellaneda y visto en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) hasta marzo de 1980 en que desaparece definitivamente. Peyón, Donda y Cavallo fueron los oficiales de Marina que lo torturaron. De un obituario aparecido en “Página 12” en agosto de 2012: “Nos privaron de compartir vida y amores con hijos y nietos, pero no pudieron quitarnos el hambre de justicia. Sin olvido ni perdón, con movilización y lucha, algunos de los verdugos están presos. Sus amos y mandantes siguen impunes (…) Para terminar con la impunidad a los represores de ayer y hoy, para terminar con la persecución, la explotación y el saqueo. En homenaje a tu compromiso y tu vida, como parte de la clase trabajadora y su lucha por una sociedad sin explotadores ni explotados. Exigimos justicia. Susana, tus hijos Juan y Carlos; junto a todos los que sostienen con su vida las banderas y las luchas”. Cabe acotar que su hermano Oscar Anzorena, es autor del libro “Historia de la Juventud Peronista 1955-1988”, que luego mereció una reedición corregida y aumentada. Otro homenaje tan justo como necesario: Como ex alumno de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad del Salvador, el sábado 26 de abril de 2014 se colocó en la misma, una baldosa con su nombre y la de otros compañeros de facultad caídos en la lucha por la liberación nacional y social de nuestra patria. Y siempre en el rubro homenaje y reconocimiento a su lucha y a su compromiso con los intereses de la clase trabajadora, el 12 de agosto de 2016, se señalizó con su nombre la esquina de las avenidas Hipolíto Yrigoyen y Galicia en la localidad de Avellaneda, provincia de Buenos Aires, lugar de su secuestro.